2001 en España

2001 Informational Society 2000 Daniel García Andujar

“Informational Society” (2000) de Daniel García Andújar

El más internacional de los net artistas españoles, el alicantino Daniel García Andújar (ver capítulo Los Artistas Hablan) estrena el año recogiendo uno de los premios de la prestigiosa Transmediale de Berlín. El proyecto galardonado es el CD-ROM Phoney™, una evolución de la instalación concebida dos años antes para la exposición Afinidades Dispersas, que invita a reflexionar sobre los sistemas de vigilancia y los crímenes informáticos. “Se trata de un interfaz que permite atacar, manipular, espiar e incluso destruir las infraestructuras de los sistemas de telecomunicaciones. Phoney permite cometer varias acciones más o menos ilegales, como hacer llamadas gratuitas en todo el mundo, violar correspondencia o transferir dinero. La amenaza depende de la habilidad y de las intenciones del usuario” explica Andújar.

2001 Joan Leandre - RetroYou

“Retroyou r/c [radio control series]” de Joan Leandre

El arte digital se va recortando un lugar en el apretado entramado de la vida artística española. En febrero en Arco, la feria de arte contemporáneo más importante del país, se presenta el trabajo de unos pioneros, los Jodi (ver capítulo El Arte del Código) y de un converso, el conocido vídeo artista catalán Joan Leandre. Este, presenta el primer set de modificaciones de Retroyou r/c [radio control series], un work in progress basado en la deconstrucción de los juegos electrónicos de carreras de coches tipo Grand Prix, que seguirá desarrollando a lo largo de todo el año y cuyas aplicaciones se pueden descargar desde la página web del proyecto. “Retroyou es un trabajo, marcha atrás y en cámara lenta, de manipulación del código, que hipnotiza y distrae a los desconcertados usuarios. La idea es anular la noción de competición y amplificar el componente hipnótico-adictivo de un juego de carreras de coches para PC” afirma Leandre. E irónicamente añade “La euforia del usuario se mantiene durante unos breves instantes de gran placer sensorial tras los cuales sigue el dolor muscular y las nauseas“.

2001 Antoni Abad - zexeOtro vídeo artista que experimenta con los nuevos medios es Antoni Abad, que revela su procedencia en un uso un tanto anómalo de Internet, como cambiar la URL de su página con mucha frecuencia, casi como si quisiera despistar a sus seguidores. Abad continúa el discurso empezado con su mosca en Z, ampliándolo en un proyecto de comunidad virtual Z.exe (no está ahora en la red).  “Z.exe es un programa que se manifiesta visual y acústicamente como una mosca. Vive en el escritorio cuando el ordenador está conectado a la red y actúa como un agente infiltrado en la interfaz del usuario, es decir en el sistema que permite la comunicación entre la persona y el ordenador” explica Abad. La comunidad de moscas instaladas en los ordenadores de los internautas alrededor del mundo, se comunica constantemente a través de un servidor que gestiona el tráfico de la información de una forma parecida a los sistemas de mensajería instantánea, como ICQ o MSN. “Desde el 13 de mayo, día del lanzamiento de la primera versión beta de Z.exe, realizamos un complejo trabajo estadístico, algo así como una memoria dinámica alimentada por los datos relativos a los nacimientos y las defunciones, las horas de vuelo, la distancia recorrida por cada mosca, etc. También llevamos a cabo un seguimiento minucioso de la evolución del enjambre en el planeta, así como su distribución geográfica” explica Abad, que aún no ha dado el trabajo por concluido.

[Actualizado el 6/03/2016: Z de Antoni Abad no está ahora en la red. Un artículo sobre la mención de honor para Z.exe, la evolución de Z, en los Prix Ars Electronica 2003 y su presentación en el P.S.1 de Nueva York en 2003].

 

2001 Proxy de Dora García

Desde Aleph Dora García sigue utilizando la red para documentar y ampliar sus acciones en el mundo real. Con motivo de los Project Rooms de Arco 2001, García lanza Proxy, la primera parte de Insertos en tiempo real, un proyecto que bebe de muchas y variadas fuentes del arte de vanguardia, de la francés Sophie Calle al asturiano Paco Cao. Insertos reúne una serie de performances, concebidas por la artista, llevadas a cabo por actores profesionales a lo largo de unas horas o unos meses, de modo que Internet resulta la única forma para poder seguir el proyecto global. Cada intervención real es uno de los insertos anunciados en el título y se complementa con un diario de la artista que lo traslada al ámbito narrativo. Recientemente García ha estrenado una parte del proyecto concebida exclusivamente para Internet: Todas las Historias, una página web donde se enumeran centenares de minihistorias, formadas por una sóla frase. “El visitante que decida leerlas en voz alta se convertirá en performer y, cuando haya terminado, todos los hombres y mujeres, todo el tiempo y todos los lugares, habrán pasado por sus labios” afirma García que, de todas maneras, no ha dejado al usuario la posibilidad de añadir su historia.

2001 Afalud de Marcelli Antunzez

“Afalud” de Marcel.li Antúnez

Marcel.li Antúnez continúa su recorrido en Internet con Afalud (no está ahora en la red), una serie interactiva enteramente concebida para la red y realizada en Flash. “Aunque llevo mucho tiempo utilizando en mis piezas ciertos aspectos de la ciencia y la tecnología, hasta la fecha mis trabajos electrónicos eran off line. Las posibilidades de las actuales herramientas multimedia para la red han despertado mi interés en este ámbito y así ha nacido Afalud, un vídeojuego inspirado en mi acción interactiva Afasia. Yo creo que los vídeojuegos se convertirán en los nuevos textos de las performances interactivas y de ahí el título de Afalud, una contracción de afasia lúdica” afirma Antúnez, que empezó su trayectoria artística como fundador del grupo de teatro catalán La Fura dels Baus. El artista acaba de lanzar la nueva versión de su sitio web que contiene una biograsfía artística interactiva, algunos bocetos de su nuevo trabajo POL (una performance robótica e interactiva que estrenará el próximo verano), una radio con sonidos de Post Afasia Sound Track, textos para aquellos que deseen profundizar en sus obras y, naturalmente, los seis juegos que de momento componen Afalud. “La obra tiene una continuidad narrativa y para la comprensión final del argumento es necesaria una lectura secuencial de los 13 episodios que, no obstante, tienen sentido también de forma independiente” explica Antúnez.

Anuncios